jueves, 31 de enero de 2013

LA MÚSICA EN LA PREHISTORIA

Desde que el hombre existe ha habido música. Pero también los animales, los átomos y las estrellas hacen música.

(1928-2007) Compositor alemán.

video


Los orígenes exactos de la música son desconocidos pero fue la voz humana y la percusión,  corporal o de los elementos del entorno, sus primeras manifestaciones  pero éstas no dejaron huellas arqueológicas.

                                            
La música nace con el ser humano, y ya estaba presente mucho antes de la extensión del hombre por nuestro planeta, hace más de 50.000 años y es una manifestación cultural universal. El hombre primitivo encontraba música en la naturaleza y en su propia voz, manifestando sus emociones y exteriorizando sus sentimientos a través del sonido. 



Las teorías más sólidas plantean la aparición de la música simultáneamente a la aparición del lenguaje. Las diferentes expresiones lingüísticas constituyen formas de música como resultado de diferentes modulaciones.



La íntima relación entre la especie humana y la música es patente puesto que siempre la música ha estado asociada a funciones tanto intelectuales, vinculadas al concepto de lo sobrenatural, como biológicas y sociales, ligada al apareamiento y al trabajo colectivo. Aparece la música en los rituales de caza o de guerra y en las fiestas donde, alrededor del fuego, se danzaba. Probablemente estas danzas imitaban ritmos y movimientos de animales.


                                              Mujeres bailando alrededor de un hombre, en la cueva de Cogull, Lérida.

El hombre primitivo asociaba la vida y la muerte con el movimiento y el sonido. Cantar y danzar se convierten en símbolos de la vida, mientras que quietud y silencio se conforman como símbolos de la muerte.






Las evidencias de la música de la prehistoria las 
hallamos en los restos arqueológicos y en la musicología comparada que estudia los ritmos de canciones y bailes de los pueblos indígenas que hasta nuestros días han conservado un modo de vida muy parecido al de nuestros antepasados. Estos pueblos utilizan sus cánticos y danzas tanto en tareas de la vida cotidiana como con fines festivos o religiosos, al igual ocurría en nuestros orígenes.


 Progresivamente el hombre va descubriendo las posibilidades sonoras de los distintos materiales y comienza a elaborar deliberadamente instrumentos musicales. 

 Estos instrumentos de la Prehistoria se pueden dividir en varios grupos: los idiófonos, los aerófonos, los membranófonos y los cordófonos.

Los más básicos son que producen sonidos por medio de la materia con la que están construidos: madera contra madera, hueso contra piedra, etc. son los denominados idiófonos, también llamados autófonos. 

los raspadores son un buen ejemplo de ello, construidos a partir de una lasca gruesa se caracterizan por tener un borde cortante, arqueado y retocado en toda su longitud, aunque puede tener también un doble filo convergente. los raspadores son utensilios muy comunes y su distribución es prácticamente mundial. Su simplicidad  sugiere que es uno de los primeros utensilios inventados. Su función era "raspar" huesos, pieles, maderas, materiales que al ser frotados por el rapador prodicirían distintos tipos de sonidos. 




Se halló un raspador entre 50.000 y 40.ooo años originario de Schulen (norte de bélgica) y se ha descartado que estas marcas se hayan  producido por algún animal.

 estas placas se les practicaba un orificio al que se ataba una cuerda, hecha de fibra vegetal, en un extremo y que se hacía girar muy rápido, produciendo un sonido silbante. según la intensidad con la que se giraba y la extensión de la cuerda, el instrumento respondía con un ruido diferente.



instrumentos aerófonos como flautas y silbatos aparecen en el paleolítico.







En 1995 el arqueólogo Iván Turk encontró en el yacimiento de Divje Babe, en Eslovenia, un fémur de un oso de dos años con cuatro agujeros alineados y un agujero en el lado opuesto, como el que tienen las flautas para el pulgar. Se ha datado en 60.000 años de antigüedad, de la cultura neardental. aunque no todos los investigadores están de acuerdo, ya que afirman que podría tratarse de mordeduras de  roedores PERO los agujeros están alineados, son perfectamente redondos y además...




video



En 2009 se encontró una flauta elaborada con huesos de aves y marfil de colmillos de mamut en la cueva ‘Geissenkloesterle’, en el sur de Alemania, Este yacimiento está datado en 43.000 años de antigüedad y es uno de los lugares de la región en el que se han producido más hallazgos de instrumentos musicales además de adornos personales, arte figurativo y objetos míticos. 
Los investigadores están sometiendo esta flauta a profundos estudios y, aunque han utilizado la datación por radiocarbono, no han podido precisar su cronología exacta.


Otra de las flautas más antiguas es la que tallada hace 35000 años a partir de un hueso de buitre leonado y hallada en la cueva de Hohle Fels, al suroeste de Alemania. Mide 20 centímetros de largo y 2.5 centímetros de diámetro. Tiene cinco agujeros y una boquilla en forma de “V” en uno de sus extremos. Desafortunadamente no se sabe cuánto medía originalmente porque el otro extremo está roto.

Los instrumentos aerófonos como flautas y silbatos de 3 a 7 agujeros se han encontrado desde por toda Europa, desde Francia a Rusia con una antigüedad de entre 20.000 y 15.000 años. Están hechas con huesos de pájaros, oso o reno. Algunos de estos instrumentos están decorados con dibujos grabados.





También utilizaban las caracolas marinas, encontradas en varios yacimientos. Soplar por ellas ha tenido ancestralmente una función ceremonial en muchos lugares del mundo, incluso actualmente se usa con esta finalidad. 


La colección más importante de instrumentos musicales del Paleolítico Superior es la del yacimiento de Mézine  en Ucrania, en donde se encontró dentro de los restos de una  choza hecha con huesos de mamut varios instrumentos de percusión entre los que destaca un xilófono cuyas láminas consistían en un conjunto de huesos de mamut decorados con motivos geométricos en zigzag y trazos rectos que se unían para formar espirales y rombos de ocre rojo. Tras un profundo estudio con el microscopio se obsevaron las huellas de haber sido percutido reiteradamente con las astas de los renos que cazaban, a modo de baquetas, que también aparecieron junto a él. también se encontraron una castañuela y dos maracas de marfil.

Los silbatos de cerámica con un solo agujero similares a las ocarinas y maracas de arcilla, sonajas así como tambores, que forman parte de los instrumentos membranófonos, se encuentran en un número mayor a partir del Neolítico. los restos de la piel que curtían para realizar prendas los utilizaban para tapar troncos huecos y vasijas con lo que obtenían un tamborPrácticamente No quedan, instrumentos membranófonos porque los materiales de los que estaban hechos como piel y tejido, al ser orgánicos, se descomponen.



En el Neolítico, además de los arcos que utilizaban para la caza como se muestran en algunas pinturas rupestres, sabemos que también los utilizaban para producir sonidos; Los arcos pertenecen al grupo de LOS CORDÓFONOS. el hombre de la prehistoria fue descubriendo que según fuera la tensión de la cuerda y el tamaño , el arco emitía distintos sonidos. Aún se utilizan en algunas culturas primitivas los arcos musicales o berimbaus que además tienen un resonador que enriquece más el sonido.






Otro aspecto interesante a tener en cuenta es el de las propiedades acústicas de las cuevas, que seguro facilitaron óptimas condiciones sonoras para celebrar todo tipo de ceremonias. Incluso las estalactitas fueron utilizadas ya que vibran y emiten sonidos al ser golpeadas por otros objetos, observándose huellas de esta acción en varias de ellas. gracias a su magnífica acústica, Actualmente se realizan conciertos en algunas de estas cuevas. 
                                                                                          
                                                                                        Concierto en las Cuevas de Nerja, Málaga


ACTIVIDADES:


  • Completa la ficha, sintetizando la información.





  • Construimos un objeto o juguete sonoro o bien un instrumento musical  con materiales de la naturaleza, como lo haría un hombre o una mujer primitiva.

recuerda que los seres humanos primitivos construían sus instrumentos con materiales naturales como caracoles, conchas, cuernos, huesos, piedras, pieles de animales, frutas secas, semillas, ramas y troncos de los árboles...

algunas ideas:



ENLAZA CON... Los sonidos de la Prehistoria INSTRUMENTACIÓN SONORO PREHISTÓRICO Arqueología experimental aplicada a la Paleorganologìa y la Arqueoacùstica



5 comentarios:

  1. Muchas gracias, esto es muy interesante. Salu2!

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante, lo usaré con mis alumnos. Era exactamente lo que estaba buscando

    ResponderEliminar
  3. Genial Milagros, tu entrada me ha venido como anillo al dedo; estoy llevando a cabo con mis peques de 5 años un proyecto sobre la Prehistoria y tu entrada me ha sorprendido muy gratamente. Con tu permiso me lo llevo a mi blog (http://infantilgraciapc.blogspot.com.es/ )para trabajarlo (enlazándote).
    Un saludo y muchas gracias de........ Gracia.

    ResponderEliminar
  4. Tal vez todas las artes y ciencias se integraban al ritual mágico religioso de los eventos sociales de los hombres en aquella época, como los rituales de apareamiento (amor), la preparación gregaria para la cacería o la defensa la protección y finalmente la guerra, que tal vez finalizaban con rituales funerarios de duelo... de la despedida a un viaje incierto... No sabemos nada.
    Me gusta tu blog
    Carlos Bernardo González

    ResponderEliminar