domingo, 13 de noviembre de 2016

WILLIAM SHAKESPEARE Y LA MÚSICA: HOMENAJE EN EL IV CENTENARIO DE SU FALLECIMIENTO

 William Shakespeare  es considerado el escritor más importante en lengua inglesa y uno de los más célebres de la literatura universal, junto a Miguel de Cervantes que es el más importante de la lengua española. Este año 2016 celebramos el IV centenario del  fallecimiento de ambos escritores.








Shakespeare vivió entre los siglos XVI Y XVII, en el momento del tránsito del Renacimiento al Barroco, en los años más florecientes de la cultura inglesa, la época Isabelina, correspondiente al reinado de Isabel I y los primeros años del reinado de Jacobo I, época jacobina.




Nació en abril de 1564 en la ciudad de Stratford-upon-Avon. Hijo de un próspero comerciante, que luego cayó en desgracia. Se desconoce su niñez y su formación escolar, aunque se supone que asistió a la escuela de Stratford.   También sabemos que se casó a los dieciocho años con Anne Hathaway y que tuvo tres hijos. 




Diez años más tarde en 1592, lo encontramos en Londres donde empieza a cosechar sus primeros triunfos como actor y autor. Debió pertenecer a distintas compañías antes de entrar en la protegida por el lord Chambelán, pero fue a partir de entonces cuando comenzaron sus éxitos y en 1599 consigue montar su propia compañía, instalada en el Teatro del Globo.  La compañía de lord Chamberlán alcanzaría tal popularidad que, tras la muerte de Isabel I y la subida al trono de Jacobo I, el nuevo monarca la tomaría bajo su protección, pasando a denominarse los King's Men (Hombres del rey).

Su obra, es un genial compendio de los sentimientos humanos : el amor, el dolor,  las ambiciones del alma humana... En total se conservan catorce comedias, diez tragedias y diez dramas históricos. Shakespeare fue también poeta aunque escribió sobre todo grandes poemas narrativos y mitológicos, se le valora como un excepcional autor de sonetos líricos.



Antes de 1600 aparecieron la mayoría de sus «comedias alegres» y algunos de sus dramas basados en la historia de Inglaterra. Destaca sobre todo la fantasía y el sentido poético de las comedias de este período, como el Sueño de una noche de verano.
A partir de 1600, publicará las grandes tragedias y las llamadas «comedias oscuras». En las obras de este período el autor consigue un magistral tratamiento psicológico del personaje: Hamlet representa el dilema moral entre venganza y perdón; Otelo, la crueldad de los celos; y Macbeth, la ambición y tentación del poder.



En sus últimas obras, a partir de 1608, cultiva el género de la tragicomedia, casi siempre con final feliz en el que se produce el perdón y la reconciliación, como en Pericles La tempestad, con cuyo estreno en 1611 puso fin a su carrera. Dos años después se retiró a su casa de Stratford, donde fallecería 23 de abril de 1616.







Publicó en vida sólo dieciséis de sus obras pero afortunadamente en 1623, siete años después de su muerte, John Heminges y Henry Condell, amigos y miembros de su compañía teatral,  la recopilaron y editaron. Es conocido como First Folio pero su nombre original es Mr William Shakespeare's Comedies, Histories and Tragedies.









En la época de Shakespeare la música sacra, la cortesana y la del teatro habían alcanzado un alto nivel. Prácticamente todas las obras, comedias y tragedias, utilizaron la música para aumentar la fuerza dramática. 

El tipo de canción que había alcanzado un lugar privilegiado era el Madrigal. Shakespeare escucharía en la Corte y en las casas de los nobles los madrigales y la música instrumental de Thomas Morley; y también es probable que escuchara en la Abadía de Westminster o St. Paul  obras de  William Byrd. 



video
 Domine secundum actum meum 
de William Byrd 




video
It was a lover and his lass 
de Thomas Morley


En el teatro, la música juega un papel importante. Hubo  músicos sobre el escenario y en ocasiones se tocaba bajo el escenario para lograr un efecto más especial. Las comedias están llenas de canciones y del tañido del laúd, mientras que en las tragedias y dramas históricos predomina el sonido de trompetas y tambores.

Sólo unas pocas melodías de las canciones originales de Shakespeare han sobrevivido e ilustran la variedad y creatividad de la música de la época isabelina. En la obra  Como gustéis, existe la letra "It was a lover and his lass", compuesta por Thomas Morley ;

Robert Johnson  fue un compositor muy interesante y prolífico con quien Shakespeare mantuvo una buena amistad al final de sus carrera. Johnson compone música incidental y la música para las letras de canciones escritas por Shakespeare. La máxima de estas colaboraciones la llevaron a cabo en La Tempestad, última obra de Shakespeare y que en términos actuales podría denominarse como un musical, un drama en el que la acción y las ideas se expresan equilibradamente entre poesía y música. Johnson estuvo muy involucrado mientras que Shakespeare escribía la obra y participó activamente en la producción.  Dla Tempestad sólo hay dos piezas que se conservan, cantadas por Ariel: "Full Fathom Five"  "Where the bee sucks".

video

"Where the bee sucks"
de Robert Johnson












                                            video




No hay comentarios:

Publicar un comentario